Archive for the ‘oración’ Category

Re-cordar

17 octubre 2012

Tú, el amor de mi vida

Porque dos acortan el camino, hacen más ligero el sendero, se dan, se entregan. Porque te amo, porque Re-cordar, pasar por el corazón, siempre es un regalo.

Te amo

Pequeñeces eternas

10 noviembre 2009

Existe un espacio, escondido, tímido, enredado en la maraña cibernética que habla de pequeñeces. Las alegrías que desde lo cotidiano recopilan personas de cualquier parte del mundo.

Es un lugar importante. Saber mirar con ojos de milagro la belleza de lo pequeño, por nimio que pudiera parecer, no es fácil. Compartirse con desconocidos que día tras día lo son menos, que traspasan océanos, que se alegran con las alegrías de los demás, tampoco.

Y el mundo necesita emplazamientos como este. Hoy añado un epígrafe más al cuaderno de mi travesía, con las pequeñeces que están ensanchando cada vez más el espacio de mi tienda.

La ciudad eterna. Roma  me ampara de nuevo bajo la lluvia y el caos. La habito a cada paso sintiéndome cada vez menos turista y más envuelta en su palpitar ordinario. Ya no visito tantas iglesias, ni museos. La percibo como la ciudad de seres queridos. Los que están, los que estuvieron y quedaron enamorados de la marabunta.
Paseo empujando el cochecito de mi sobrina. No hay más, pero tampoco menos. Como siempre, gracias a las personas,  también yo he quedado enamorada de esta urbe caótica.

Las pequeñeces se multiplican. Y es Assisi, el preludio de un momento que percibo decisivo en mi vida. La pequeña Asís, mi ciudad eterna.
He caminado de nuevo por sus calles. Me he regado bajo su agua de otoño. He dejado que su frío me acaricie el rostro  y su aroma a leña ardiente me seduzca una vez más.
Desierta, para mi entera. Sin turistas estivales. Sola en el camino, pero profundamente acompañada. Por el pasado, por el presente, por el futuro, por mis sueños, por los recuerdos, por las personas.
De nuevo las palabras se quedan tan cortas para expresar lo que alberga el corazón…

He sido acogida por una enamorada de Francisco. Y también acogida por él, el poverello di Dio, mi querido Francisco. Ante su tumba mis lágrimas y oración. Por todos, por todos los que habitáis aquí, tan dentro de mi.

La pequeña Assisi, mi pequeñez eterna

“La belleza salvará al mundo”

Dostoievski

Enciende tu luz

8 diciembre 2008

 

una luz

ENCIENDE TU LUZ

Miraba a su alrededor, cubierta de espesa niebla,
hipotecó su vida  a la noche, convencida de que ésta era su dueña.
En ella depositaba, los recuerdos, los fracasos, las ausencias.

Si es que había no veía, sembraba sobre infértil tierra,
Le aullaba a la luna, para parir sus penas,
mas se percató de que la noche, no siempre es buena consejera,
Puesto que no veía,caminaba siempre a tientas.

Escuchó un susurro que sugería:
“en medio de la oscuridad, tú enciende tu vela,
que alguien vino a la tierra, para prender una hoguera”

Miraba a alrededor, cómo se disipaba la tiniebla,
arrullaba a la noche, pero nunca más fue su dueña,
y decidió prender una luz, en lugar de maldecir la tiniebla.

Enciende una luz

 

En un planeta más en crisis de amor que de dinero, donde parece que todo se mueve en la gama del gris, de lo opaco, se me invita a encender una vela. No hay una oscuridad que no empiece a romperse gracias a una pequeñita llama, por débil que sea, que no sea capaz ya de abrir claridad y caminos para algo distinto.
ES EL TIEMPO, en medio de oscuridades que rasgan a la humanidad dolorida, de prender una luz, que se contagie al son de la espera, porque no es una  ilusión, PORQUE YA LLEGAS.

 Algo nuevo está brotando, ¿no lo notas?

Si es cierto el aforismo “el mundo está oscuro”, hagamos también realidad “ilumina tu parte”

Feliz “enciende una luz, en lugar de maldecir la oscuridad”

enciende tu luz

Los ángeles de la travesía

10 junio 2008

“Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro” (Proverbio Zen)

   Esos ángeles de travesía, se encuentran por todas partes, invisibles, respetuosos, audaces. Aparecen en el momento adecuado, a la hora precisa, en la forma necesaria.esos ángeles de la traves�a
Aquellos ángeles que regalan sus alas para poder salir del fango, los que aprietan fuerte tu mano para que el miedo no venza la tentación de huir corriendo, los que se interponen entre el abismo y tú, para que tu pie no resbale.

Llevan en su alforja un espejo de devuelve el reflejo nítido de lo que realmente somos: el regalo, el don de la vida hecho carne en cada persona, el amado de Dios.

   ¿Quién no ha abrazado a ese ángel con lágrimas en los ojos, mirada hacia el cielo y agradecimiento infinito? ¿Quién no conserva en sus entrañas a esa persona tan especial que le guardo la vida en el momento más complicado?

   Demasiadas casualidades, sueños rotos ,cosidos por las manos de personas que jamás imaginaba, lágrimas que recogieron en un cuenco para dar de regar a las flores que crecen en la acera, miradas penetrantes que hablan en el silencio diciendo: “no temas, yo estoy contigo, confía”.Luz para el camino

   Porque cuando el alumno está preparado, aparece el maestro, el ángel, el hermano, bastón, guía e incluso camino, porque también todos somos ángeles, también tendemos nuestras manos, regalamos nuestras alas, somos reflejo y luz para otros, ayudantes y ayudados.

   No puedo dejar de dar gracias, por los seres maravillosos que pueblan mis miedos y limitaciones, barriendo escombros, son los que abrazan con la mirada, aman en silencio, acompañan en el camino, son el instrumento.

en la traves�a....

 ” Es nuestra vida, semajante a una travesía, si vienen olas o marejadas, el viento, la marea, vengan por donde vengan… siempre adelante, hacia el puerto del cielo…”

Carlotta Narbona Colamasi

5 junio 2008

“El regalo de la vida, nueva criatura, nueva sabia nueva, que el Señor te tenga en la palma de sus manos siempre, sobrinita mía”

Desnudarse en lo insondable

5 junio 2008

La gota que colma este loco delirio
paso a paso, palmo a palmo,
no es posible razonar, calcular,
sólo desnudarse en lo insondable,
revestirse de la paz.

La mirada suspira encuentro,
declina la palabra,
el silencio abraza,
una soledad poblada,
de fantasmas del pasado,
temores del mañana.

Para grabar a fuego en las entrañas
la ley de su transitar,
desnudarse en lo insondable,
revestirse de la paz.

Paso a paso,
huella a huella,
divisando el horizonte en llamas,
deshabitado de miedos,
derrotado de fantasmas.

Desnudarse en lo insondable,
calor,dulzura,vida,
revestirse en la mañana,
de una nueva claridad.

TeSs

de una conversación no-cualquiera.

En el Silencio de una cruz

22 marzo 2008

 

En el silencio de una cruz,de la que parece que no te quieres bajar,

en el silencio de esa tu cruz, te quiero yo acompañar. 

Si mi cruz está junto a la tuya quizás

,así pueda continuar,confiada, serena, en paz. 

Si tu cruz está junto a la mía, tal vez,

yo también te pueda ver,y amarte, en silencio, tal vez. 

De tu cruz brotará la vida, cuando pase el dolor,

cuando beses mis heridas,

por eso, en tu cruz, te quieroyo acompañar. 

Extiendes tus brazos,

regálame tu paz,tu mirada limpia, tu entrega total,

para que yo también en la cruz, pueda amar hasta el final,

si, aunque duela me quiero yo entregar. 

Esa cruz, que amas en silencio y de la que pareceque no te quieres bajar,

esa cruz mi Señor,

esa cruz silenciosa, la quiero yo abrazar.

 

Vivir  la experiencia de la cruz nunca es fácil, amar en silencio la cruz, es aún más difícil, pensar en una cruz redentora y vivificadora, casi una utopía, morir para dar la vida, una locura, amar hasta que duela, una pasión. 

Estas letras, de las que hice una pequeña canción, nacieron mirando un crucificado, y mirándome al lado del mismo, son palabras torpes, inchoerentes en muchas ocasiones, pero son hilos de un tejido, el tapiz de mi alma, aún por estrenar, aún por descubrir;  solo pretendo desahogar mis afanes, expresar un poco de lo que llevo dentro, en lo profundo del corazón. 

Hoy, sábado Santo, es un buen momento para pararse y contemplar, aunque se te rasgue un poco el alma,cúal es la cruz,  de qué modo la contemplo y la acompaño junto a la cruz de nuestro Dios.

“De tu cruz brotará la vida”