Posts Tagged ‘luz’

Esta primavera

19 abril 2009

“Es mejor caminar, que parar y ponerse a temblar”

                                                Revolver

Avanzar aún cuando el único que comprende el sentido de tus pasos eres tú y el impulso que te llevó el darlos. Avanzar, incluso cuando los pasos dejaron de tener un rumbo fijo, y ya no hay quíen los entienda.

Cada día trae su propio afán, y cada primavera sus propias flores.  Sembrar margaritas, y cosechar rosas: preciosas, elegantes, distinguidas, pero no exentas de espinas. Es la belleza que se torna intocable, dolorosa, punzante.

“Camina mientras tengas luz”, me dijo una vez un sacerdote al que aprecio mucho, y eso hago. Apenas la luz vacilante de un candil que se consuma, apenas la certeza de saber que me acompaña la fe, mis mejores anhelos, y la seguridad de que el universo conspira a nuestro favor.

Despertarme cada mañana pidiendo un corazón de carne, unas manos amorosas de Alfarero que descascarillen la coraza que me envuelve, para que yo también, aún sin luz, pueda lavar los pies, escuchar el grito silencioso de mi hermano que duerme entre cartones en la zapateria de abajo, de Stalin, que ya no está con el periódico de la farola en mi calledsc_0214, y al que le sustituye un paisano, que ahora canta “aleluya” a todas horas, y a mí se me saltan las lágrimas. Las abuelitas de la parroquia, que siempre me saludan y besan con cariño, y los niños… que se cuelgan a mi cuello y recogen piñas para mí… para todos ellos, cada mañana imploro un corazón de carne, sin luz, pero de carne, tiernito, esponjoso.
Sólo puedo decir que sólo tengo miedo a quedarme en las palabras, a componer frases más o menos bonitas, pero que es preciso enterrar, porque es letra muerta.

He tachado de mi diccionario el verbo equivocarse, ya que, ¿es posible equivocarse, dando pasos hacia lo que sueñas, hacia lo que quieres construir, hacia tus impulsos más verdaderos?
Muchos son los desvíos del camino, las benditas encrucijadas, y los paisajes que queda por contemplar,  mas lo único que importa es conjugar “te quieros” en cada paso, en cada gesto, en cada saludo, en cada…

Y entonces…esta primavera, a la que no hay quien la entienda… también florece.

La luz, pequeña, débil, que se comparte junto a las demás.


 

 

“Prefiero un error contigo, que sin Ti, llegar a acertar, prefiero dar un salto al vacío que seguir mirando atrás”

Ciento Ochena Grados

Anuncios

Enciende tu luz

8 diciembre 2008

 

una luz

ENCIENDE TU LUZ

Miraba a su alrededor, cubierta de espesa niebla,
hipotecó su vida  a la noche, convencida de que ésta era su dueña.
En ella depositaba, los recuerdos, los fracasos, las ausencias.

Si es que había no veía, sembraba sobre infértil tierra,
Le aullaba a la luna, para parir sus penas,
mas se percató de que la noche, no siempre es buena consejera,
Puesto que no veía,caminaba siempre a tientas.

Escuchó un susurro que sugería:
“en medio de la oscuridad, tú enciende tu vela,
que alguien vino a la tierra, para prender una hoguera”

Miraba a alrededor, cómo se disipaba la tiniebla,
arrullaba a la noche, pero nunca más fue su dueña,
y decidió prender una luz, en lugar de maldecir la tiniebla.

Enciende una luz

 

En un planeta más en crisis de amor que de dinero, donde parece que todo se mueve en la gama del gris, de lo opaco, se me invita a encender una vela. No hay una oscuridad que no empiece a romperse gracias a una pequeñita llama, por débil que sea, que no sea capaz ya de abrir claridad y caminos para algo distinto.
ES EL TIEMPO, en medio de oscuridades que rasgan a la humanidad dolorida, de prender una luz, que se contagie al son de la espera, porque no es una  ilusión, PORQUE YA LLEGAS.

 Algo nuevo está brotando, ¿no lo notas?

Si es cierto el aforismo “el mundo está oscuro”, hagamos también realidad “ilumina tu parte”

Feliz “enciende una luz, en lugar de maldecir la oscuridad”

enciende tu luz

Los vértices del tiempo

20 junio 2008

“Cada trecho recorrido enriquece al peregrino y lo acerca un poco más a hacer realidad sus sueños”.  (El Alquimista- Paulo Coelho)

   Etapas. Ciclos. Aventuras y desventuras, logros y nuevos retos, pero ante todo, la necesidad de continuar hacia delante con la mirada levantada. Un futuro que se precipita infrenable, a la vez que un presente ululante que se desarma para ser morado en intensidad. A flor de piel. Con los poros de los sentidos abiertos, con los poros del corazón atentos. ¿A qué? No a la meta, sino a la senda.
   Volver la vista atrás para no perder las flores que ya brotaron. Volver la vista a los lados, sabiéndose acompañado en el tramo, en el horizonte en llamas, en el suspiro vehemente. Dirigir la mirada al frente, para acurrucar esperanzas e ilusiones, despertar desafíos, acunar los sabores dulces de este trecho.

flores del camino

   Final de curso acelerado. ¿Final? El final no existe, siempre estamos empezando, siempre estamos cambiando, nada acaba,todo se transforma; porque el destino es el infinito, que se dilata al ritmo de nuestras pupilas, si nuestros ojos alcanzan a ver los milagros imposibles, los confines por habitar, lo esencial en lo invisible.

  Continuación del curso. Estrenar el corazón para contemplar… “tiempo de reír, tiempo de llorar, tiempo de triunfar y de fracasar, tiempo de quererte, y que me quieran (…) mucho tiempo más” (Tiempo 180º)

“En los vértices del tiempo, anidan los sentimientos hoy son pájaros de barro que quieren volar” (Manolo García)

pájaros de barro

 

Los ángeles de la travesía

10 junio 2008

“Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro” (Proverbio Zen)

   Esos ángeles de travesía, se encuentran por todas partes, invisibles, respetuosos, audaces. Aparecen en el momento adecuado, a la hora precisa, en la forma necesaria.esos ángeles de la traves�a
Aquellos ángeles que regalan sus alas para poder salir del fango, los que aprietan fuerte tu mano para que el miedo no venza la tentación de huir corriendo, los que se interponen entre el abismo y tú, para que tu pie no resbale.

Llevan en su alforja un espejo de devuelve el reflejo nítido de lo que realmente somos: el regalo, el don de la vida hecho carne en cada persona, el amado de Dios.

   ¿Quién no ha abrazado a ese ángel con lágrimas en los ojos, mirada hacia el cielo y agradecimiento infinito? ¿Quién no conserva en sus entrañas a esa persona tan especial que le guardo la vida en el momento más complicado?

   Demasiadas casualidades, sueños rotos ,cosidos por las manos de personas que jamás imaginaba, lágrimas que recogieron en un cuenco para dar de regar a las flores que crecen en la acera, miradas penetrantes que hablan en el silencio diciendo: “no temas, yo estoy contigo, confía”.Luz para el camino

   Porque cuando el alumno está preparado, aparece el maestro, el ángel, el hermano, bastón, guía e incluso camino, porque también todos somos ángeles, también tendemos nuestras manos, regalamos nuestras alas, somos reflejo y luz para otros, ayudantes y ayudados.

   No puedo dejar de dar gracias, por los seres maravillosos que pueblan mis miedos y limitaciones, barriendo escombros, son los que abrazan con la mirada, aman en silencio, acompañan en el camino, son el instrumento.

en la traves�a....

 ” Es nuestra vida, semajante a una travesía, si vienen olas o marejadas, el viento, la marea, vengan por donde vengan… siempre adelante, hacia el puerto del cielo…”