Cruz del Sur

Vivir entre la sencillez de los que apenas tienen nada material que ofrecer es un regalo enorme del que no dejo de aprender. No tienen luz, pero te brindan las estrellas.

Sólo entre la selva amazónica y la selva de Bangassou, he podido grabar en mis pupilas las noches más preciosas que jamás hubieran existido.

Estrellas elegantes y brillantes coronan el firmamento sin que las distracciones que ha creado el hombre puedan interferir en el baile de cada noche sobre el cielo. Entonces uno no tiene más remedio que mirar al cielo.

Hace unos años, en esa búsqueda constante de uno y de los otros, sentía que había “perdido el norte”. En aquel momento nunca pude llegar a imaginar lo importante que sería esta expresión popular para mí, y el valor que está llegando a tener. Yo creía que me perdía, y sin embargo no hacía más que acercarme al otro lado, para encontrarme con el sur, para encontrarme en el sur.

Yo me pregunto —dijo— si las estrellas están encendidas para que cada cual pueda un día encontrar la suya.

ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY, El principito

Yo encontré la mía, la más pequeña de las constelaciones modernas, aunque con ello no deja de ser la más brillante. La cruz del sur. Según algunas culturas andinas, es un puente, una escalera hacía arriba y abajo, capaz de unir el mundo terrenal con el mundo de los dioses.

Entonces uno no tiene más remedio que mirar al cielo, y hallarse más que nunca en la tierra.

Yo vine no a encontrarme sólo con el sur, sino con su cruz. Cada noche, al contemplar ésta, mi constelación favorita, comprendo mejor que nunca por qué es la más brillante, por qué la más pequeña.

¡Cuántas cruces no sólo en el cielo, sino en la tierra!

La del huérfano, la de las viudas, las de las abuelas reconvertidas en madres, la del enfermo en fase terminal, la de las mujeres acusadas de brujería, la de los presos, las de todas las personas que comen una sola vez al día…

Paradójicamente, existe una cruz, la más brillante, compuesta por estrellas. Quizás venga a enseñarnos que hasta las cruces engendran luz, que no todo está perdido, que hasta las brújulas pueden un día perder el norte.

Hubo una vez una cruz, que ilumina y da Vida desde hace siglos…

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

13 comentarios to “Cruz del Sur”

  1. perlegrino Says:

    Preciosas palabras Tess, se nota que salen desde tu corazón.

    Perder el norte, para encontrarse en el sur…

    Sigo tus huellas atentamente, un besazo!!

    perles

  2. Cecilia Says:

    Gracias TESS!
    Norte-sur son palabras que usamos con tanta frecuencia, tener un norte, en mi caso vivir en el sur porque alguien lo pensó así.
    Pero de que vale un norte o un sur sino se lo mira para arriba ahí donde cada uno tiene su estrella, aunque sea una cruz. Un abrazo. Cecilia

  3. Víctor Says:

    Tess,

    es uno de los secretos de Francisco: haber hecho del sur el norte de su vida. Tan lejos de ese cielo con estrellas que tú ves, te imagino y deseo lo mejor. Un beso de paz y bien

  4. Chumi Says:

    Sur… siempre al sur… ¿para cuando mi sur?

    Un besito…

  5. TeSs Says:

    Gracias a cada uno por vuestra huella generosa que me sigue ayudando siempre a “buscar Sus huellas”, aquellas que merecen seguir, y que, siempre siempre llevarán al sur.
    Desde este rincón escondido entre la selva,
    Un abrazo enorme
    TeSs

  6. Álex Says:

    De la cruz a la luz…

    Gracias. En la cruz y en la luz.

  7. Sejo Says:

    Con ese cielo, con esas estrellas ¿para que quieren mas luz?.
    No tengo la menor duda de que el Norte es tu Sur.
    Que maravilla poder disfrutar de esas noches donde con tan solo extender la mano puedes rozar el firmamento, oir el susurro de su musica embriagarte de su aroma a cielo y tierra.l
    Se luz del Norte en la pobreza del Sur.
    Un abrzo:Sejo

  8. marijop59 Says:

    No sé bien que decirte…. sólo que me ha emocionado tu entrada. Estas en mi corazón y das Vida. GRACIAS TeSS!!! MARIJOSE

  9. Yuan Says:

    Qué graciosas y bienaventuradas son las estrellas, dispersas por todo el mundo, que conforman la Cruz!
    Gracias, TeSs!
    Aquí, en Nueva York, de noche se ven otras luces, más “artificiales”, pero igualmente llenas de mensaje de Dios. Desde acá te envío un abrazo.

  10. Noe Says:

    Gracias hermana, seguir tus huellas..es maravilloso. Y siempre, siempre me encuentro contigo en las estrellas. TQ

  11. MARTIN Says:

    Ayer te mandé un cocorotazo en una de las lágrimas de S. Lorenzo que iban hacia la Cruz. Sigue así, sabes que te llevamos en el corazón.

  12. analia Says:

    muy unidas Tess!
    leo hace días esta entrada, y no me salen palabras; nomás silencio.
    La cruz es luz… A veces cuesta aceptarlo o mirarlo así, pero es una verdad.

    Va un abrazo grande que acompañe!!

  13. mirtabicecci Says:

    La cruz del sur. También es la mía.
    ¡Somos plantas con las raíces al aire! (Hebel)

Huellas en la arena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: