Acariciar los sueños

“El que quiera ser el primero, que se haga vuestro servidor”  (Mc 10, 44-45)

Si alguien me hubiera avisado de que, lo que escribí hace un año acabaría por hacerse realidad de la manera más providencial posible, no hubiera dado crédito alguno.

Ha transcurrido el tiempo suficiente como para perder grandes riquezas y pobrezas que desbordaban mi alforja: seguridades, miedos, certezas, asideros…

Tramo en baches, que sin embargo se torna nuevo aliento a mis anhelos. Perder para ganar, dejar de controlar cada minuto para abrirme a la sorpresa.

Y aquí están. A mis casi veinticuatros otoños en flor, me invade el vértigo de sentirme tremendamente afortunada. La fortuna de poder ir acariciando, dibujando con trazos tímidos mis sueños. TODOS mis sueños.

La vida me deja rozar, siquiera un poquito, con la yema de mis dedos, todos y cada uno de los profundos sueños que me hacen vivir despierta.

Ahora y como siempre, solo puedo decir GRACIAS. Sentirme en la infinitud del que espera, con el cielo como límite, aventura un nuevo mañana.

Se me regala una nueva oportunidad de aprender a amar, de viajar con mi historia al encuentro de otras historias que con certeza, quedarán enlazadas para siempre.

Perder el norte, mi norte, mis egoismos y vanidades, mis exigencias… encontrar el sur, mi sur, el lugar de los olvidados, la morada preferida de Dios.

Bangassou (República Centroafricana) me acogerá a partir de diciembre, se convertirá en el sueño que acariciaremos juntos, en el punto de inflexión de un corazón de carne.

Señor, con mis grandes torpezas, con mis sombras. Pero también con mis dones e ilusiones, sabiendo que poco voy a hacer…que eres Tú el que sigues obrando mi vida en salvación. Quiero embarrarme, meterme hasta el fango, modelar con mis hermanos el Reino que tú soñaste desde siempre.

Y a mis casi veinticuatro otoños en flor, si se trata de perder, yo sólo quiero perder el norte…que ojalá siempre, siempre, me lleve hasta el sur.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

6 comentarios to “Acariciar los sueños”

  1. Yuan Says:

    “Perder” para que otros “ganen” es una manera de encontrarnos con el que “murió” para dar “vida”. El Señor dijo a Abrahán: “Sal de tu tierra y vete al país que te indicaré, te bendeciré y por ti se bendecirán muchedumbres”.
    Quedamos unidos en la oración. 😉
    Abrazos para ti, TeSs, con la alegría de vernos pronto.

  2. marco Says:

    UN CAMINO LLEVA A OTRO, Y A PESAR DE ESO SIEMPRE ENCONTRARAS TU SUR.
    BUENA ENTRADA.
    SALUDOS

  3. CECI Says:

    … y todos los vamos contigo en oración para que incluso en el sur, encuentres tu norte.

    Un beso

  4. Sasi Says:

    Perder el Norte para encontrar el Sur… No se puede estar más a tiro de la providencia y de los planes de Dios te deseo todo lo mejor ,tú sabes de sobra cómo los acontecimientos te van hablando de Dios y como se las gasta nuestro papaito Dios cuando todo lo humano está agotado. Tessita te queremos pa reventar. Brindo por tí y por quien tú sabes je je

  5. Alberto. Says:

    Querida Tess:

    Me alegró tu mensaje en mi blog. Fue una hermosa bienvenida.
    Recién llegado de Bolivia, sólo te puedo decir que rezaré a Dios por ti y tu viaje a África cada día. ¡Qué curioso eso de la Común-unión!

    Ánimo, sé testigo.

    Un abrazo en Cristo.

  6. Juan Ignacio Gómez Corvalán Says:

    La devoción es la primera piedra de la escalera a los sueños, mucho éxito en tus viajes…

Huellas en la arena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: