Me basta

Aunque intentes eludirlas, ellas siempre llegan. En forma de casualidades, personas, momentos concretos o punzadas en lo profundo. No importa, siempre vuelven. Son los interrogantes que ahogan el minutero, porque  requieren paciencia.
El problema no es que las preguntas llamen a tu mente, sino que te martilleen el corazón. Entonces ya es demasiado tarde, te han visto, te han atrapado y no puedes escaparte.
Y yo lo confieso: las he estado evitando;se clavaban donde todavía mi ánimo no podía llegar, en lo insoportable de la incertidumbre y la soledad.

Domingo 21 de junio: buena compañía, guitarra a la espalda, papel y boli en mano. Le doy la bienvenida a la época estival y me dispongo a enfrentarme, por primera vez, a las preguntas que me claman, a los por qués sin porques

Es dificil condensar en una mañana la historia de toda una etapa, querer desgranar los rostros, colorear de nuevo en mi mente los paisajes o recrear las conversaciones que pronunciaban más “nosotros” que “yos”. Imposible no emocionarse con un sinfín de pequeñeces acumuladas a lo largo de estos años.

Me pierdo entre la naturaleza. Estoy sola. He logrado salir del ruido ensordecedor de la ciudad, del ritmo frenetico del horario y las prisas, y lo ùnico que oigo es el silbido de los pájaros y el crujir de las ramas de los árboles. He de reconocerlo también, aunque evito pararme; vivir el día a cámara lenta es una gozada, conecta con mi yo más profundo, conecta con ÉL.
Saco la guitarra. Miro a un lado, a otro. Continúo sola. Me parece casi increíble, encantador. Me atrevo a entonar a viva voz, sin importarme si desentono o canto mal. Entonces se desatan todos los sentimientos y emociones aprisionados largos meses atrás en mi corazón-coraza: brotan como un torrente, imparables, a borbotones,sin pedir permiso, sin enjuiciar nada. Simplemente son y están en mi. Pero no importa, no hay nadie, solos Él y yo.

Me permito una última pregunta: ¿Y cómo sería mi vida si mi camino no hubiera pasado por aquí, por Madrid?

No lo sé, y no tengo ganas de averiguarlo. Doy infinitas gracias por todas las curvas del sendero, por todas las encrucijadas, por las heridas cicatrizadas,por el esfuerzo con recompensa, por los sueños cumplidos, por… (imposible expresarlo en palabras).

Realmente ya no me importan las preguntas, ni las respuestas, ni los por qués, ni los porques; porque (cierto es que sí que atesoro algunos “porques”) me basta con saber que estás aquí.

Recojo el cuaderno, la guitarra, me calzo las zapatillas y retomo de nuevo la civilización. Con interrogantes, sin respuestas. Lo único que siento claro es que voy recuperando “mi amor primero”. Ya saben, ese que te toca y no te abandona jamás.

“Me basta“, simplemente. La forma es lo de menos. Estamos. ÉL y yo. Somos.

Ultimamente siento cómo se me estancan las palabras. Me resulta muy complicado sentarme a escribir. Pero casi ni esto me importa: “Me basta”. Yo me entiendo, y sé que Él también.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

8 comentarios to “Me basta”

  1. Yuan Says:

    Hola TeSs:
    Saber que la Vida sigue palpitando dentro de uno es una sensación indescriptible. “La forma es lo de menos”. No se explica, se vive. Ya no me preocupo cuando no encuentro respuestas, sino cuando no encuentro más preguntas.
    GRACIAS, TeSs!
    Abrazote grande para ti, amiga!

  2. analia Says:

    solo gracias.
    Tampoco salen las palabras.
    Pero no te das idea Tess lo que es leer esto AHORA.

  3. Sasi Says:

    Me basta con saber que estas bien, me basta con saber que eres feliz me basta con escuchar tu voz,me basta con saber que sigues estando enamorada de la vida, me basta y nos basta con saber que seguimos ocupando un cachito en tu corazón, me basta con oirte reir. Te quiero Tessita un abrazo corazón a corazón

  4. Floren Says:

    “felices los que hoy día fundamentáis vuestro proyecto de vida sobre los valores fundamentales de la persona, porque vuestro programa de existencia será un no a las injusticias, un no al ser marioneta, no al sexo-objeto, a los caminos sin Dios y a la mediocridad” (Ricardo Cuadrado Tapia)

    Gn 12,1-2a “El Señor dijo a Abrán: “Sal de tu tierra, de tu patria y de la casa de tu padre, y vete al país que yo te indicaré. […] te bendeciré y engrandeceré tu nombre. Tú serás una bendición.”.

    Mi muy querida Tess, te preguntas: ¿Qué seria de mi de no haber pasado por Madrid?. Hubiera sido cualquier cosa mas o menos buena, pero a buen seguro los pasos te los habría seguido aquel que Es vida y esperanza.
    ¿Qué seria de mi en la vida si no tuviera tal o cual dificultad, o no hubiera disfrutado de tal o cual cosa?. Creo que mi vida no hubiera cambiado mucho. El rumbo, ¡quizás!. Pero somos lo que somos y somos fruto de una educación y una fe. Hoy me levanto con tu pensamiento y como conocedora que eres de mi persona y de mi devoción por la lectura y oración en la naturaleza, no puedo por menos que imaginarte en esa magnifica soledad natural que te envuelve y te abraza, haciendote participe de la mínima parte que como grandiosa naturaleza te corresponde. Comodito leo tu pregunta y de momento recuerdo la 1ª lectura de hoy. ¡Sal de tu tierra!, ¡sal térrea-sal de la tierra!. En una llamada al camino, ,pero también es un ruego a ser fermento, sal levadura y pimienta.
    A la capital de España se encaminaron tus pasos y en aquella urbe que te acogió cual niña huérfana (no en sentido literal desde luego). Pero aun a pesar de que como cualquiera sufres la incertidumbre de la vida, la solidez de tus convicciones y tu personalidad forzada poco a poco, hacen de ti una gran mujer aunque seas delgada de apariencia.
    Desde este pueblo, para ti lleno de recuerdos variados, te envío un fuerte beso. Y mi deseo de que hoy tengas ganas de caminar y de tirar “palante”. Piensa que el camino se hace al andar –como aquel dijera-, y que nada se juega el que nada apuesta. Últimamente recuerdo con añoranza tiempos pasados. Quizas es fruto de los cambios que sobre la vida de uno se suceden, unos buenos y otros no tan buenos. Entre esos recuerdos sabes que juegas un papel fundamental.
    Te quiero mucho y sabes que me tienes a 500km pero a tu disposición y a 2horas y 15 minutos desde Herrera.

    Un beso mi querida Tess.

  5. pilar Says:

    Gracias, Tess:

    Ayer escuchábamos muchas preguntas. Le decíamos:

    ¿Es que no te importa que nos hundamos?

    Él nos contestaba:

    ¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?

    Y en esa desconfianza, parecía que finalmente la tempestad dejó de asustarnos y surgió una nueva inquietud:

    ¿Pero quién es éste?

    Seguimos desconfiando, y en medio de todas nuestras tormentas, siempre está ahí. Me basta, nos basta. Creo, Señor, pero aumenta mi Fe. Soy cobarde, dame valor.

  6. CECI Says:

    ¿Y qué hubiera sido de nosotros si no hubieras venido a Madrid? Haces mucho bien a todos los que te hemos conocido, aunque hayan sido unas pocas horas…

    Un beso. Tu testimonio es precioso. Es la idea de Dios-Ternura que se tiene cuándo se es niño… no dejes de sentirlo.

  7. diego Says:

    Todos buscamos paz, pero solo Dios puede darnos paz.

    Que estes muy bien, un abrazo y muchas bendiciones

    Au revoir.

  8. marco Says:

    HOLA TESS, ANTES QUE NADA MUCHO GUSTO, ME ENCONTRE CON TUS TEXTOS Y ME AGRADARON MUCHO, OJALA PODAMOS SEGUIR NUESTROS ESPACIOS.
    SALUDOS

Huellas en la arena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: