Si pongo corazón

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”
(Filipenses 4:13)

Despliego de nuevo las alas. Las agito al viento probando la armonía de su composición, y la magia que las hará volar, que me hará volar.
Ahí está la diferencia. Ahí está el pequeño-gran matiz que disipa en tinieblas la rutina. La vacuna que mata el virus del miedo, el instrumento que neutraliza el hecho de dejar que las horas, los días, los años te vivan sin pedirte opinión. Donde uno se juega la disparidad… la brújula interior a la que tantas veces hacemos caso omiso: nuestro precioso corazoncito.
“Si pongo corazón”, si le arrojo mis ganas al mundo, a mí misma. Si creo que de verdad PUEDO, si me dejo peregrinar en la confianza, todo seguirá igual, pero todo será distinto.

Este es un nuevo curso que comienza igual que otros. Aparentemente nada a cambiado, realmente, todo ya es diferente. Es un curso que volverá a convertirse en punto de inflexión, en decisión serena, en paso adelante y mirada al horizonte. Prácticas en la embajada, facultad de teología, grupos de revisión, misión, acompañamiento a los más pequeños. Todo estará lleno de gracia, si le pongo corazón, si me dejo deshacer.

Tantos compromisos bellos que se hacen fuego en mi interior, y tanta pobreza a la vez. Pero siempre, y sobre todo, las gracias derramadas ante tantas experiencias y personas que se hacen hueco profundo en lo que soy, en lo que tengo, en los sueños que aún me hacen volar (aunque tropiece).
Y he decidido (considero indispensable caer en la cuenta de que la mayor parte de las cosas que nos pasan las decidimos, y no existe un destino traicionero que no se pueda transformar), poner más corazón, perdón, mi corazón ha decidido hacerse más presente en medio de mi mundo interior y exterior.

No me faltan las ganas, pero me sobran miedos, igual que le ocurría a ese elefantito domesticado en el circo, que permanecía atado a una estaca diminuta porque siempre lo había estado, y de mayor olvidó que ya tenía la fuerza suficiente para liberarse de ella. No lo hizo porque no sabía que podía hacerlo. Sin embargo, alguien me leyó este cuento, de modo que comprendo que la mayoría de mis ataduras sólo son pequeñas estacas. No hay que temer.

Es una época de muchas historias, que aún necesitan ser tejidas al derecho, o al menos darle la vuelta al bordado. Empero, es el periodo de poner corazón, de seguir aguantando como las estrellas se mantienen en el firmamento, de tropezar, pero con sueños.

El regalo que compone la travesía más intrépida, la oportunidad de volar en compañía.

¿te atreves a volar conmigo?

Si pongo corazón (Rosana)

Si pongo ganas
si pongo corazón
si la ilusión me alcanza
Si le echo ganas
puede el viento y puedo yo
llenar de aire las alas
si pongo corazón
Déjame volar aunque tropiece con el cielo
hay noches estrelladas
y días que se estrellan contra el suelo
Déjame intentarlo aunque tropiece son mis sueños
si aguantan las estrellas
en una de estas noches contra el viento yo despego

Si pongo el alma
si me bendices tú
si Dios no da la espalda
Si vuelco en ganas
puede el viento y puedo yo
llenar de aire las alas
si pongo corazón

Déjame volar aunque tropiece con el cielo
hay noches estrelladas
y días que se estrellan contra el suelo
Déjame intentarlo aunque tropiece son mis sueños
si aguantan las estrellas
en una de estas noches contra el viento vuelo
Déjame volar…

Anuncios

Etiquetas: , , ,

16 comentarios to “Si pongo corazón”

  1. Ferip Says:

    Hermosísimo!
    A volar entoces!
    Un abrazo, hermanita ♥

  2. caballerotrueno Says:

    Mucho ánimo en esta nueva etapa Tess. Pon corazón. Y pon cabeza también. Y la piel. Y los sentidos. Expónte. Y recibirás el ciento por uno.

    Besos

  3. analia Says:

    “Si pongo corazón”, si le arrojo mis ganas al mundo, a mí misma. Si creo que de verdad PUEDO, si me dejo peregrinar en la confianza, todo seguirá igual, pero todo será distinto.”

    Esto, y esta idea de que son muchas más las cosas que decidimos que las que nos llegan sin permiso.

    Que los miedos no nos congelen las ganas. Y que una y otra vez hagamos el intento, al menos que hagamos el intento, de poner todo el corazón en lo que hacemos. A veces no es fácil. Lo sé. Me cuesta, y las más de las veces me voy en maravillosas intenciones. Pero asumo ya a esta altura del camino, que las intenciones, tambien cuentan.

    Quiero sumar mi voz a la tuya en este texto. Quiero, sí quiero, poenr todo el corazón.
    Y seguro, todo será igual…pero distinto.
    GRACIAS TESS. Inspirador esto HOY, cuando al fin después de tantos días lo puedo leer con calma. Inspirador para comenzar otra semana.
    Un abrazo de corazón!

  4. TeSs Says:

    Ferip,santi,Analía

    Gracias por vuestros ánimos, peregrinamos juntos, en la confianza y en los sueños de amor que se hacen realidad.
    Besos

  5. cielo Says:

    muy bonito e inspirador…. he agregado tu blog al mio…. podrias hacer lo mismo???? http://www.conversaciones-cielo.blogspot.com

    cielo

  6. TeSs Says:

    Cielo, bienvenida a este rincón entre la red de redes. Quedamos enlazados.

    Tess

  7. Noe Says:

    Ya lo dice la canción: “déjame intentarlo, aunque tropiece son mis sueños”.

    Pues ojalá no encuentres obstáculos, porque si pones corazón todo lo demás vendrá de seguido (y Dios en todo)

    Muchísimo ánimo.

  8. Mois Says:

    Entonces les dice Jesús: «No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán.» Mt 28, 10

    No temáis. Lo dice Jesús constantemente. No temas. Te lo dice a ti. Me lo dice a mí. Así, uno aprende a confiar.

    Espero que pongas corazón a todo lo que emprendas. Pero no sólo corazón: también cuerpo, alma y espíritu. Date por completo y como dice Santi: recibirás el ciento por uno.

    Un abrazo!
    Mois

  9. Yuan Says:

    “Todo estará lleno de gracia, si le pongo corazón, si me dejo deshacer.” Antes pensaba que se trataba de “dejarme hacer”. Ahora entiendo que también tengo que “dejarme deshacer”. GRACIAS, TeSs, porque nos animas a poner corazón, que a veces implica dejar a un lado la razón. Jesús y san Francisco te bendigan!

  10. alis Says:

    “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, todo lo puedo

  11. marijose Says:

    Que bonito TESS, no sé quién eres. Intuyo que puedas ser religiosa o no, pero que vida más plena.
    Este es el secreto de la Vida, “poner el corazón”.
    Yo he vivido la experiencia más dura en estos días. Ha fallecido mi padre. Te queda la Paz, después de una larga enfermedad y sufrimiento. Queda la paz de haber amado mucho… queda la Paz aunque duele su ausencia.
    Así es en todo, estoy convencida de que cuando uno ama de verdad, puede transformar lo que hay a su alrededor. Creo que tu lo haces. Al menos al leerte enciendes y contagias esa chispa de vida, de Amor, de fe que llevas dentro. ¡GRACIAS TESS!!! MARIJOSE.

  12. TeSs Says:

    Alis, todo es TODO, hasta lo tuyo y lo mío.

    Marijose, lo primero es darte gracias por acercarte hasta aquí y compartir tu dolor. Lo siento, imagino que es muy duro sentir esa ausencia, cuenta con mi oración para tí y toda tu familia.
    En cuanto a lo de religiosa, soy postulante, vivo en una comunidad y estoy haciendo discernimiento vocacional. Sobre todo, estoy buscando esa manera en que hacerme más plena dándome a los demás, con aquello de “dad gratis lo que gratis habeis recibido”, que resue´na constantemente en mi interior. Un abrazo fuerte

  13. marijose Says:

    Lo intuia TESS mucho ánimo y adelante. Yo también pediré por ti.
    Que este Amor que ahora sientes, siga siempre tan intenso y siga creciendo. Que la vida no te cambie y decidas lo que decidas en este camino de discernimiento no olvides que una vez que te ha tocado “ese Amor primero” ya no te abandonará, no podrás olvidarlo. Así lo deseo que El siga llenandote de Amor, Vida, Felicidad, Fuerza, Fe, Esperanza, para derramar entre los mas pobres.
    Gracias por tu oracion TESS y gracias sobretodo por tu blog que hace mucho bien. Un gran abrazo.

  14. Oski Says:

    El virus del miedo es una de las mayores enfermedades. La sufrimos todos.

    Los temores son capaces de paralizar todos nuestros sueños, nuestras ilusiones, nos hacen perder la esperanza en el futuro que siempre habíamos deseado. Siempre es más fácil mantenerse oculto bajo las mantas, esperando que las cosas lleguen y aceptarlas tal cual se presenten.

    Sin embargo, tal y como nos enseña el cuento del elefante, acostumbrarse y conformarse con lo que tenemos es sinónimo de no vivir, de dejar de luchar, de rendirse y esperar que el mañana llegue tal y como ha llegado el hoy.

    Por eso nunca se debe perder la esperanza, la cual, nos ayudará a plantar cara al miedo y a seguir adelante, pasito a pasito, con único objetivo.

    Llegar a ser felices.

    Un saludo.

  15. TeSs Says:

    Bienvenido Oski, siéntete en casa. Gracias por plasmar tu reflexión en este lugar de encuentro. Seguimos en contacto.
    TeSs

  16. Elisa Says:

    Genial. Sin palabras 🙂

Huellas en la arena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: