No te quedes inmóvil al borde del camino

No te quedes inmovil al borde del camino

NO TE SALVES

No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca.
No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer lo párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.
 
Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el jubilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas entonces
no te quedes conmigo.

                Mario Benedetti

   

   No nos “podemos salvar”.  Me encuentro con personas que me hablan de la necesidad de tomar decisiones, de dar pasos, de hacer opciones de vida, de proyectos de futuro y de ilusiones. Todo ello,  unido  de manera irremediable a la indecisión, la duda, la incertidumbre o el miedo.

   Qué complicado es caminar, qué difícil es coger el bastón cuando no se revela la meta, qué absurdo parece avanzar a ciegas, con la única certeza de que ya has entregado “el cheque en blanco”, de que estás en Sus manos, donde no se puede derramar ni un sorbo de tu existencia.

 

   No nos podemos quedar inmóviles al borde del camino, no podemos congelar el júbilo propio del que se siente peregrino del mundo, buscador insaciable de caminos y caminos que fraguan la paz entre la vida y el deseo, no se puede retener al que arriesga incansablemente cada cartucho de ilusión y esperanza, porque es soñador de otros mundos, porque es alma libre que navega en pos de una vida vivida en abundancia.escoger

 

No podemos reservarnos el mundo, ni un lugar tranquilo, porque nada nos pertenece, todo es don, y lo que no entregamos en gratuidad se pudre en cualquier rincón, porque cada camino que empezamos a trazar ya es parte importante del recodo del destino, porque… existen tantos motivos para gastar la vida y no “salvarse” en un lugar tranquilo, para echarse a andar, mientras se tenga un resquicio de luz asomando a través de los umbrales de nuestros miedos y anhelos, porque se puede mientras se tenga un poco de luz, y  arriesgar, siempre merece la pena.

 

   Este fin de semana contemplábamos la figura de Abraham, que creyó en la promesa de su Dios, y salió, alumbrando cada paso con la certeza de ser un amado de Dios, de tener una promesa: la alianza inquebrantable con el que guarda toda alianza.  Simplemente decidió arriesgar y no quedarse inmóvil al borde del camino, esperando que las cosas ocurrieran solas, y aunque la promesa no siempre llega como o cuando deseamos, llega (del mismo modo le ocurrió a Abraham).

 

  Arden en mi interior nebulosas confusas de  preguntas, mientras las respuestas se van sucediendo muy lentamente apagando el fuego, ¿cuál es exactamente mi promesa? ¿Tengo la suficiente confianza en mí misma para creer que realmente existe tal promesa?

 Irremediablemente, hay que decidir, moverse o caducar, ser o estar, arriesgar o conservar…

Ánimo, compañero de camino y de destino, siempre habrá quien te coja de la mano en cada etapa del camino, jamás peregrinamos solos.

 

Anuncios

Etiquetas: , ,

13 comentarios to “No te quedes inmóvil al borde del camino”

  1. alis Says:

    “y congeles el júbilo, no te reserves del mundo sólo un rincón tranquilo”.

    Tess… dejaría otros mil comentarios en lo que has escrito últimamente, pero no quiero resultar cansina. Sólo necesitaba dejar “mi huella” en esta parada, tú ya sabes… Porque veo, y no veo, y sigo atada con hilos invisibles a la cotidianidad (que tanto me recuerda a la sensación de La Nada en la Historia Interminable). Mucho he divagado sobre esto, dejemos que que haga lo que Él ha venido a hacer: “he venido para que viváis, y viváis en abundancia”.

    Un beso enorme, pequeña enviada

    (Hace una semana que me terminé el libro Sabiduría de un pobre (dejándome un gustirrinillo final de sus últimas hojas muy rico) y me ha encantado lo que has escrito sobre ello, así que te lo digo también por aquí. Es genial la coincidencia. “porque el hombre no sabe verdaderamente más que lo que experimenta”.)

    alis_por_aqui_también

  2. Álex Says:

    El poema y tus palabras me cogen hoy “de la mano en cada etapa del camino”, empujándome con fuerza sincera y renovadora a perder la vida… para salvarla.

    Y recordándome que, ante la encrucijada, no vale quedarnos inmóviles. Toca arriesgar. Porque hay un camino que, aunque difícil, nos lleva a la plenitud.

    Me encanta que sigamos tendiendo puentes, abrazando lazos.

    Gracias por las maravillas que aquí compartes, cuajando sonrisas de las que dan sentido y arriman el calor.

    Un beso.

  3. buscandotushuellas Says:

    “Por eso, en la encrucijada, el susurro de Jesús no nos conduce nunca hacia la ruta cómoda y sencilla”

    Pisas “fuerte”, y vas dejando una huella que ayuda a seguir caminando y encontrando.

    A mi también me encanta.

    Gracias Álex, seguimos tendiendo puentes.

    ¡Un besote!

    • luisaranda Says:

      Hola,
      Me llamo Luis Aranda, trabajo en Franciscanos Internacional, en Ginebra. Me gustaria hablar contigo. Tengo un proyecto entre manos.
      La idea es muy sencilla… ayudar en lo que podamos a la familia franciscana en el mundo.
      Esta todo por hacer.
      Por ahora somos 3 personas dos Franciscanos seglares y yo, laico, no franciscano seglar pero muy franciscano de corazon.
      Vivo en Ginebra
      luisgeneva@gmail.com

      podría hablar contigo?
      Gracias.

  4. Lo esencial es invisible a los ojos « Buscando Tus huellas Says:

    […] de la necesidad de dar cambios, de no quedarnos como eternos adolescentes en el mismo sitio, haciendo las mismas cosas, dejando […]

  5. Perder el norte « Buscando Tus huellas Says:

    […] nuevo… el cruce de caminos, la imposibilidad de quedarse inmóvil, las sendas entrelazadas que hay que abrazar, las noches de estrellas nacientes que quiero volver a […]

  6. Michelangelo Says:

    Escribí algo para que lo critiquen, saludos.

    Porque mi deseo fue atreverme
    luchar desfalleciendo
    vivir mil atardeceres
    perder ganando
    amar sufriendo
    reír llorando
    y morir
    viviendo

    Llegar al final en el fulgor del ocaso
    Después de caer un sinfín de veces
    y otras tantas de haberme levantado
    solo entonces pensaré en salvarme
    preguntando si acaso ¿ mi vida?
    ¿ no habría pasado en vano ?
    al pelear sin desmayo
    vivir con pasión y
    descansar con
    desgano.

    Michelangelo

  7. TeSs Says:

    Michelangelo,

    gracias por compartir tu poema, me siento infinitamente identificada en el, será por eso que no es casualidad que lo dejaras posar aqui. Ahora, después de un tiempo desde que lo “colgaste”, cada vez lo voy haciendo más mío. Porque hoy y mañana, más que nunca, no puedo quedarme inmóvil al borde del camino.

    Un saludo cariñoso,

    TeSs

  8. Michelangelo Says:

    Las Enseñanzas de la Vida:

    ¿ Sabes que existe algo peor que pasar el tiempo “Salvandote”?; el que sucedan eventos, que los aceptes o no ya han sucedido…

    Pero cuando tratas de recapitular sobre ellos al querer aprender del pasado; increìblemente sucede que no tienes ningùn aprendizaje, sino que simplemente gastaste en nada, la materia prima màs valiosa que existe para el ser humano… el tiempo.

    Aquel que de pronto cierras los ojos y los abres y ya estàs en la adolescencia; los vuelves a cerrar y te encuentras al final de la madurez… una vez màs lo haces… para nunca jamàs volver a abrirlos.

    Tess preciosa, serà que puedas comentar algo al respecto, o como se dice por ahì “Todo ha sido Agua bajo el Puente”…

    Saludos,

    Michelangelo

  9. hola Says:

    con que poema puedo respoder el de no te salves

    • Michelangelo Says:

      ” En Paz” de Amado Nervo, porque en su poema acepta todo lo que tuvo que pagar en la vida, por los “frutos” que sembró. Así como también aquellas cosechas que le trajeron satisfacciones inmensas. “Se Salva”, que sería la antìtesis de NO TE SALVES, que es la lucha en el devenir diario, donde el espíritu se templa con más fortaleza que el acero. Lo importante son los tiempos de los poemas. “No te Salves” es escrito en el devenir de la vida cotidiana y aunque menciona “Nunca”, es una palabra que la gran mayoría de las veces no se cumple. Amado Nervo, en cambio, enmarca sus rimas a unos instantes de su refulgente “Ocaso” mostrándose agradecido, porque su vida la calificó en un justo equilibrio donde nada se queda a deber, en una perfección divina como solo los grandes iniciados la han vivido.

  10. Michelangelomotito Says:

    Como no dejar de pensar en momentos que compartes y se quedan permanentes; que el paso del tiempo, no los borra…sino los fortalece; cuando al vivir esos instantes, sentías que la vida plena quedaba detenida… y que no obstante ser solo un suspiro… hace emerger lo más sublime de tú ser… estos instantes los compartí en su momento con una persona Maravillosa para mí, en la plenitud de mi vida, para únicamente escucharla con ella, porque para entonces… ambos habíamos llegado tarde “A la Cita de la Vida”.

  11. Julia Says:

    Michelangelo, me encanta tu poema

Huellas en la arena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: